viernes, 20 de enero de 2012



Breve reseña histórica

La acumulación de petróleo en el tercio sur de la cuenca sedimentaria de Maturín, inmediatamente al norte del río Orinoco, que llamamos familiarmente La Faja, fue descubierta en 1938. La denominación precisa es CAMPO FAJA DEL ORINOCO, pues se trata de un depósito ininterrumpido, con una línea única envolvente de todos los yacimientos en el subsuelo. 


La Faja mide 460 kilómetros de este a oeste y hasta 40 kilómetros de norte a sur. El campo tiene seis áreas principales de producción, definidas en base a los volúmenes de hidrocarburos en el sitio y a la productividad, en las cuales está concentrado el 80% del petróleo-inicialmente-en-el sitio. De este a oeste, las áreas principales de producción se denominan Cerro Negro, Hamaca, Pao, San Diego, Zuata y Machete. La superficie del campo es 13.600 kilómetros cuadrados.


El mes de abril del año 1971, el Ministerio de Minas e Hidrocarburos decidió cambiar el nombre que se usaba, faja bituminosa, al de Faja Petrolífera del Orinoco, de manera que referirse hoy a “faja bituminosa” es un retroceso de 35 años. El reconocimiento en grande del campo comenzó con el trabajo conjunto del Ministerio y la compañía estatal Corporación Venezolana del Petróleo. 


A Petróleos de Venezuela se le asignó el año 1977 la tarea de la evaluación de la Faja. Se dibujó un área aleatoria de 55.314 kilómetros cuadrados, la cual fue repartida entre las cuatro filiales operadoras, Lagoven, Meneven, Maraven y Corpoven. El esfuerzo, que se cumplió en siete años, acumuló 2.500 años/hombre. En total, entre otras cosas, se terminaron 662 pozos, se tomaron 5 millones de metros de registros de pozos, se hicieron 373 análisis de petróleo crudo, 129 de gas natural y 206 de agua connata, se levantaron 120.000 kilómetros de líneas sísmicas y se cortaron más de 3.200 metros de núcleos de los mantos perlíferos. La cifra de petróleo-inicialmente-en-el sitio, anunciada el 1ro de marzo de 1984, fue 187,8 millardos de metros cúbicos. 


El ensayo introductorio sirvió de “presentación” al campo Faja del Orinoco, convirtiéndose desde entonces en una referencia técnica obligada. Quedó claro que se trataba de una realidad para el futuro, si se resolvían los problemas de la explotación y utilización, en base a ser un reto inmenso de investigación y grandeza por ganar. La magnitud medida por Petróleos fue la base para mostrar mi estimación de los volúmenes correspondientes a cada clase de hidrocarburos y de las reservas y los recursos, por área principal de producción. 


El Ministerio de Energía y Petróleo reinstituyó el año 2005, sin cambio alguno, el área de evaluación marcada fortuitamente 30 años atrás en el año 1977 para PDVSA. Los segmentos idénticos entregados a las filiales Lagoven, Meneven, Maraven y Corpoven fueron renombrados Carabobo, Ayacucho, Junín y Boyacá. 



Dentro del área se marcaron 27 bloques con una superficie total de 18.220 kilómetros cuadrados. La forma del contorno correlaciona bien con el de las áreas principales de producción que presenté en 1987. Es un error referirse a cada segmento con el apelativo “campo” (ejemplo: “campo” Carabobo). El área principal de producción Cerro Negro contiene los bloques Carabobo 1 a 4 y Ayacucho 6 y 7, así como las áreas operativas de la asociación estratégica Cerro Negro y de Bitor, para la producción del bitumen natural para orimulsión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada